Ivan Riobo - Georgia Tech Ubicomp Group (USA)

Ivan Riobo, MBA, MS es un investigador afiliado al Instituto de Tecnología de Georgia, dentro del grupo 'Ubicomp' (computación ubicua) en la Escuela de Informática. Su investigación se centra en comprender cómo la tecnología ubicua puede ayudar a las personas con autismo, sus familias y la comunidad en torno a ellas, desarrollando tecnologías orientadas a mejorar su calidad de vida. Ivan, ha publicado en IMFAR, Ubicomp y en otras conferencias importantes en las que se aborda conjuntamente el autismo y la tecnología. También es padre de un niño en el espectro del autismo y cuenta con la certificación como terapeuta DIR Floortime, entre otras. Actualmente divide su tiempo entre el Instituto de Tecnología de Georgia y la enseñanza de Ciencia y Robótica a personas con autismo en la Academia The Hirsch, una escuela inclusiva en Atlanta (Georgia, EEUU).

¡LEE LA ENTREVISTA! 

Verónica Pensosi ha entrevistado a Ivan Riobo para ITASD 2017

P: Hola Ivan, tienes un perfil tecnológico como investigador asociado en Georgia Tech. ¿puedes decirnos cómo has acabado trabajando en la creación de intervenciones para el autismo basadas en la tecnología?

Siempre me ha fascinado la tecnología y su potencial para capturar momentos relevantes de nuestra vida. Desde que tengo recuerdos me han fascinado las cámaras, las grabadoras de audio y los ordenadores. Desmontarlas, repararlas y volverlas a montar. Cuando nació mi primer hijo, Tomás, allá por el 2005 como cualquier padre primerizo estaba fascinado con él y me pasaba el tiempo disfrutando con él y observando y grabando todo su desarrollo. Con el tiempo, mi mujer y yo comenzamos a advertir algunas diferencias en su desarrollo en comparación con sus compañeros. Él era tan afectivo con nosotros que al comienzo estas diferencias eran muy difíciles de identificar. Más tarde, en el 2008, después de que varios pediatras y otros doctores no consiguieran saber qué ocurría, finalmente recibió un diagnóstico de Autismo y de Trastorno de Procesamiento Sensorial. Recuerdo intentar describir e incluso mostrar a los doctores y a las personas alrededor nuestra, que era clara la “desconexión”, pero que -como a menudo ocurre con las personas con autismo- no hacen lo que normalmente hacen si han sido sacados de su contexto natural. Ahí fue cuando empezamos a utilizar cámaras GoPro que antes utilizaba para grabarme a mí mismo esquiando, para ahora capturar su conducta y compartirla con el resto del equipo de intervención de mi hijo. Desarrollé tal pasión por el autismo que yo mismo recibí las acreditaciones como terapeuta y me formé en enfoques tales como el DIR Floortime del Dr. Stanley Greenspam, muy adecuado para el perfil de mi hijo. Al mismo tiempo, los avances fueron exponenciales en el desarrollo de dispositivos wearables tanto en las cámaras wearables de alta definición como en los sensores fisiológicos, lo que me dio el empujón que me faltaba para abordar el autismo desde la tecnología. En el año 2011 conocí al distinguido profesor Gregory Abowd, de Georgia Tech y 10 meses después abandoné mi plaza en el departamento de control financiero de Turner Broadcasting System International, y me uní a su departamento para desarrollar sistemas ubicuos que permitiesen a familias, investigadores, profesionales e incluso a las personas con autismo capturar su conducta de una manera sincronizada y multimodal. Esto implica crear sistemas que permitan a los usuarios observar las conductas donde ocurren y no mostrando únicamente lo que es visible, el vídeo, sino también los componentes invisibles de la conducta tales como la frecuencia cardiaca o la actividad electrodermal.

P: Nos gustaría entender mejor cómo las tecnologías ubicuas pueden ayudar a las personas con TEA, sus familias y comunidad. ¿Podrías explicarlo?

A pesar de todas las investigaciones en marcha, todavía no sabemos mucho acerca del autismo, simplemente porque no podemos identificar su fenotipo. El principal reto es que es tan complejo y variable entre persona y persona que no podemos prescribir un único ‘tratamiento’, al final cada persona con autismo tiene características únicas que requieren un también único tipo de intervención para conseguir un resultado efectivo. Un reto añadido al estudiar el autismo es la reactividad masiva que estas personas muestran cuando se encuentran fuera de su entorno natural, por lo tanto la pregunta es ¿cómo podríamos realmente comprender su condición sin tener que perder montones de datos de su entorno natural?. Aquí es donde conecté la computación ubicual con el autismo, desde que leí el artículo de Mark Weiser y la definición de UbiComp en su artículo de 1991 en la revista Scientific American denominado “Las tecnologías más penetrantes son aquellas que desaparecen. Se entretejen en la vida diaria hasta que son indistinguibles de la misma”. Para mí, esta definición y sus múltiples implicaciones, significa desarrollar la tecnología que nos permita mejorar nuestras vidas diarias de tal manera que genere poca o ninguna reactividad y que así no afecte a la forma en la que interactuamos naturalmente. Mi visión es que este tipo de tecnología puede tener un impacto enorme para ayudar a las personas con autismo, a sus familias y a las comunidades existentes para ayudarlas:

-Comprender mejor y más rápido a cada persona con autismo, con su unicidad y a un nivel muy profundo como para indicar el modelo de intervención más adecuado en cada momento.

-Conectar e integrar a la comunidad alrededor de este individuo y su familia, de manera que todo el mundo esté en el mismo barco.

-Colectar cantidades ingentes de datos valiosos para comprender el autismo y sus causas.

 

P: ¿cuáles son los tópicos y encrucijadas del autismo más importantes en tu opinión?

Bien, tal y como comentaba antes, creo que conseguir conectar e integrar a la comunidad entorno al autismo, y al mismo tiempo hacer la vida de las familias de niños con autismo más llavadera, es un área fundamental. Otro área consiste en conseguir que los investigadores consigan tener acceso a datos valiosos sobre el autismo en el lugar donde éstos se producen, ya que esto tiene un enorme potencial en lo que se refiere a la efectividad de las intervenciones y también sobre la comprensión que tenemos del autismo.

P: es tu primer ITASD. ¿Qué esperas de la Conferencia ITASD?

Si, así es, tengo muchas ganas de conocer a todo el mundo. Espero conectar con mucha gente y encontrar vías de colaboración.